El hígado es el organismo más afectado por el alcoholismo, puede derivar en cirrosis hepática.

Cuando hablamos de alcohol, ¿qué tanto sabemos de esta adicción?

El hígado produce sustancias en el organismo como la protombina fundamentales en la función de la coagulación.

Cuando una persona con alcoholismo presenta cirrosis hepática, la sangre tiene dificultades para coagularse y hay sangrados con mayor facilidad, siendo más difícil controlar cualquier tipo de hemorragia. Por lo general los pacientes con cirrosis sangran comúnmente por la nariz o por las encías, al lavarse los dientes, o les aparecen hematomas fácilmente, incluso con pequeños golpes.

A continuación te presentamos cuáles son los síntomas del alcohol y qué efectos tiene en el organismo.

Efecto Agudo (primeros consumos): pensamiento y conducta errática, sensación de relajación y euforia, lenguaje poco claro, latido cardiaco irregular, gastritis.

Efecto Crónico (consumos repetidos): adicción, desorientación, lagunas y hemorragia cerebral, sangrado esofágico, enfermedad hepática, ulcera intestinal, cáncer intestinal.

Sobredosis (consumo excesivo): Bronco aspiración, paro respiratorio.

Sabemos que esto no es sencillo; no estás sólo, acércate a nosotros. Podemos ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment