¿QUÉ HAGO SI SOSPECHO QUE UN ALUMNO CONSUME DROGAS?

Antes de acusar o exponer al alumno es fundamental que como maestro generes una cercanía y un clima de confianza con ese estudiante, que ayude a indagar y verificar la posible sospecha.

Es importante que conozcamos su situación familiar y social, que estés al pendiente de posibles señales de consumo y que con una conversación que no resulte amenazante, conozcas el problema (la sustancia que consume, la frecuencia). Muchas veces por temor a las consecuencias mienten y niegan el consumo, pero puedes mostrarle tu apoyo y preocupación, informarle de los riesgos de consumir drogas y establecer una red de apoyo con los padres y con los demás profesores y directivos de la escuela, considerando que más que castigar sean comprensivos y establezcan opciones de ayuda con el adolescente.

Sabemos que esto no es sencillo; no estás sólo, acércate a nosotros. Podemos ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment