Una persona con dependencia difícilmente reconoce que distorsiona la realidad y cree tener la razón de todo lo que piensa, ayúdala en el proceso.

¿Sabes por qué defiende su dependencia?

¿Te has preguntado por qué a una persona con adicción, se le dificulta aceptar su problema y reconocer las consecuencias de su consumo?

Parte de la respuesta está fundamentada en los mecanismos de defensa propios de la enfermedad. Un mecanismo de defensa es una estrategia que la mente, a través del pensamiento, realiza para evitar contactarse con sentimientos dolorosos como la culpa y tristeza.

Para Twerski, los mecanismos del pensamiento adictivo son inconscientes. Es decir, la propia persona con dependencia no puede reconocer que distorsiona la realidad y cree que aquello que él piensa es verdad.

Pero ¿de qué se defiende la mente de una persona con adicción? Twerski en su libro el “Pensamiento Adictivo” menciona algunas de estas razones:

  • La persona puede sentir el estigma de ser calificada alcohólica o adicta
  • Puede considerar que su adicción indica una debilidad de su personalidad o una degeneración moral
  • Puede pensar que le aterra no poder recurrir de nuevo al alcohol (droga)
  • Puede no aceptar el concepto de impotencia y falta de control

Mecanismos de defensa

A continuación te mencionamos algunos de los mecanismos de defensa principales en la adicción:

Negación: la negación implica rechazar la responsabilidad por las consecuencias adversas que el consumo de la persona ha provocado en él y los demás, así como negar las emociones dolorosas como la culpa y vergüenza

Minimización: es restarle importancia o gravedad a los eventos relacionados con las consecuencias de la adicción. Es un “no es para tanto” o “están exagerando”

Racionalización: implica asignar una razón o explicación, la mayoría de las veces ilógica para explicar y justificar su consumo

Proyección: consiste en depositar en los demás los problemas que la persona con adicción tiene, de modo que puede culpabilizar a otros de su problema, y evitar hacerse responsable del mismo.

Sin ayuda el sistema defensivo se perpetúa, la persona aumenta su consumo cada vez más, afectándose a ella misma y a quienes la rodean. Sin embargo es posible romper los mecanismos de defensa y promover en la persona la aceptación. El apoyo de un especialista es fundamental, así como la comprensión de la enfermedad. Por eso te invitamos a compartir esta información y seguir conociendo sobre la adicción.

Sabemos que esto no es sencillo; no estás sólo, acércate a nosotros. Podemos ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment